Mecanismos para el control social

Conozca los mecanismos para el control con los que cuenta La Unidad para garantizar un ejercicio transparente en materia de la gestión administrativa:

Veeduría ciudadana

Es el derecho y el deber que tiene todo ciudadano, individual o colectivamente, para vigilar, revisar y controlar la gestión pública y los resultados de la misma, nacen como un instrumento de control que acerca a la ciudadanía y al Estado en la lucha contra la corrupción. Así mismo se constituye como un medio para que el ciudadano ejerza control sobre la administración pública, específicamente en la gestión de las decisiones de carácter administrativo. 

Marco normativo 

Ley 134 de 1994

Ley 489 de 1998

Ley 563 de 2000 - Sentencia de la Corte Constitucional No. 1338 de 2000

Directiva Presidencial 12 de 2002

Decreto 2170 de 2002

Ley 850 de 2003

 

Audiencia pública 

Es el espacio de participación ciudadana en donde cualquier persona interesada con la ejecución de recursos públicos expresa su opinión y presentar denuncias, nacen como un mecanismo a través del cual las entidades rinden informe de cuentas a la ciudadanía sobre su gestión. Se convoca cuando:

a.) La Dirección General lo considere conveniente y oportuno, para discutir aspectos relacionados con la formulación, ejecución o evaluación de políticas y programas a cargo de la entidad, y en especial cuando esté de por medio la afectación de derechos o intereses colectivos.

b.) Las comunidades y las organizaciones lo soliciten, sin que la solicitud o las conclusiones de las audiencias tengan carácter vinculante para la administración.

Marco normativo 

Contratación 

La Dirección de Soporte y Desarrollo Organizacional, a través de la Subdirección Administrativa tiene a su cargo los procesos de contratación de la UGPP de acuerdo con los parámetros establecidos en la Ley 80 de 1993 y sus decretos reglamentarios.

Rendición de cuentas 

Es un espacio de interlocución entre los servidores públicos y la ciudadanía para generar transparencia, condiciones de confianza entre gobernantes y ciudadanos y garantizar el ejercicio del control social a la administración, sirviendo además de insumo para ajustar sus proyectos y planes de acción, los objetivos de la rendición de cuentas son:

  • Fortalecer el sentido de lo público.
  • Recuperar la legitimidad para las Instituciones del Estado.
  • Facilitar el ejercicio del control social a la gestión pública.
  • Contribuir al desarrollo de los principios constitucionales de transparencia, responsabilidad, eficacia, eficiencia e imparcialidad y participación ciudadana en el manejo de los recursos públicos.

Constituir la estrategia en un espacio de interlocución directa entre los servidores públicos y la ciudadanía, trascendiendo el esquema de que esta es solo una receptora pasiva de informes de gestión.